Varios problemas comunes en un router wifi y cómo solucionarlos

Pérdida de velocidad, zonas muertas y sin cobertura, conexión difícil de nuevos dispositivos… Todos estos son algunos de los problemas a los que nos podemos enfrentar cuando nuestro router wifi no funciona como debiera.

Cuando un router comienza a ir mal no siempre es porque sea un mal router. La mayoría de las veces es simplemente porque necesita unos cuidados y unas atenciones mínimas para que pueda dar lo mejor de sí mismo.

Todos hemos tenido que pasar por lo siguiente alguna vez: estar sentados en el sofá conectados a la red, navegando por Internet, tratando de echar una partida online, o simplemente queriendo ver un video en streaming, cuando, de repente, va la conexión y se corta! En ese momento nos sentimos como si estuviéramos caminando cuesta arriba en una pendiente del 30%.

 

71nzFsmNlGL._SL1500_

Router Asus RT-AC88U Dual Band

 

Comprar el nuevo router Asus RT-AC88U Dual Band
Tienda Precio Link
Amazon_logo 368€ boton-comprar-ahora

 

La sensación no es grata y, cuando ocurre, lo que se nos viene a la cabeza es coger el router wifi y tirarlo por la ventana de la rabia que da el tener que navegar en Internet a velocidades de hace 10 años, en las que las únicas conexiones comerciales que había eran las de 56 Kbps.

Es una reacción comprensible, pero no es la solución más responsable. ¿Qué harás luego si tiras tu router? Los routers pueden ser artículos caros de reemplazar ya que requerirán el desembolso de una cierta cantidad de dinero en función de que sea un router mejor o peor el que adquiramos.

Por ello, os presentamos una serie de consejos que os servirán para tratar de superar algunas de las causas más comunes de los dolores de cabeza que te puede producir un router.

 

1. Es tan lento que no puedes utilizarlo con comodidad

 

Problema: Tu router wifi es más lento que las páginas web tardan en cargar una eternidad

Solución: Un par de cosas que podrían estar causando este problema: la mayoría de los routers funcionan en la banda de 2,5 GHz. Lo mismo ocurre con hornos de microondas, teléfonos inalámbricos, puertas de garaje y algunos otros dispositivos electrónicos. ¿Has añadido recientemente alguno de estos dispositivos, que funciona en la banda de 2,5 Ghz, en tu entorno, casi a vez a la que comenzó el problema? Si es así, apágalo y comprueba si notas alguna mejoría.

Si ese no es el problema, ten en cuenta que la banda de los 2,5 GHz tiene sólo tres canales reales a pesar de pretender tener once (los otros se superponen entre sí). Tus vecinos que tengan WiFi también estarán utilizando los mismos canales. Si vives en un área metropolitana con transporte público, lo que le sucederá al router es muy parecido a tratar de conseguir subir a un autobús durante las horas puntas.

Puedes modificar el canal que utiliza tu router entrando en el panel de configuración del dispositivo (generalmente conectándote al router a través del navegador) y cambiándolo manualmente.

 

Routers de doble banda simultánea

 

Por otra parte, no pases por alto los routers de 2.5GHz/5GHz (modelos de doble banda simultáneas que pueden funcionar tanto enla banda de los 2.5GHz como en la de los 5 GHz al mismo tiempo).

Esta opción requerirá una inversión ya que tendrás que comprar un nuevo dispositivo de ese tipo. Todos los principales fabricantes de routers wifi tienen ese tipo de productos. Puedes leer acerca de los modelos aquí.

 

Actualizar el firmware

 

Por último, trata de actualizar el firmware del router. Esta es la última opción que te proponemos porque seguramente será un tarea que te pondrá nervioso. El procedimiento a seguir es el siguiente:

  • Vete al sitio web del fabricante de tu router o adaptador de red y descarga la última actualización del firmware del dispositivo que tienes, si está disponible. Si utilizas la utilidad de configuración que instalaste con tu router podrás ver qué versión de firmware es la que tiene actualmente. Te bastará con compararla con la «última» versión.
  • Una vez que el nuevo firmware se haya descargado por completo en tu ordenador, vuelve a configurar el router a través del software de utilidad o del navegador, y busca la sección de administración, donde encontrará la sección de actualización del firmware. Después sólo tendrás que seguir los pasos que te aparecerán.

Es así de fácil, pero puedes enloquecer pensando en todas las cosas que podrían salir mal…

 

2. Es tan lenta que no puedes continuar jugando online

 

Problema: Estás tratando de jugar un juego con tus hijos el piso de arriba y la partida va tremendamente lenta

Solución: Puede haber un gran número de razones por las que esto suceda, entre ellas: demasiados jugadores, una banda de 2.5GHz concurrida en el router, o incluso un router que no está optimizado para jugar online (o incluso para streaming de video).

 

71M1-3nBcNL._SL1500_

Router Linksys WRT1900ACS

 

Comprar Router Linksys WRT1900ACS
Tienda Precio Link
Amazon_logo 345€ boton-comprar-ahora

 

Ya hemos mencionado una posible solución anteriormente y que está relacionada con utilizar la banda de los 5GHz si tu router lo permite.

Luego están los routers para jugar online – dispositivos diseñados específicamente para jugar a través de Internet. La llegada de los routers 802.11n curó gran parte de estos problemas de juego por el solo hecho de tener unas velocidades más rápidas. Uno de los mejores routers para jugar online lo puedes encontrar en «Router Netgear Nighthawk X6, la conexión wifi más rápida posible para todo dispositivo«.

 

3. El router está bloqueado

 

Problema: Has perdido la contraseña del router wifi y no puedes acceder a todas las características del dispositivo

Solución: Estás en problemas, pero no por mucho tiempo, y no es tan malo como puedes pensar. Si has llegado a ese punto en el que necesitas acceder a configuración del router pero nunca anotaste cuál fue la contraseña de acceso, relajarte. Puedes restablecer el dispositivo a los valores de fábrica.

La mayoría de los routers tienen un botón de reinicio en la parte posterior del mismo. A veces está señalado en rojo, pero en otros dispositivos a menudo únicamente es un simple agujero muy pequeño en el que tienes que introducir y empujar con la punta de un alfiler (o sin doblarlo, con un pequeño clip de papel) para poder hacer presión en el botón de reinicio durante 4 o 5 segundos.

La ventaja es que, haciendo eso, ahora tendrás acceso a tu router. La desventaja es que los ajustes que hubieras modificado serán restaurados a sus valores de fábrica y tendrás que volver a configurarlos.