Cómo maximizar el alcance de una red WiFi: formas y dispositivos a utilizar

En muchas ocasiones, cuando tratamos de conectarnos a una red WiFi en casa, tenemos problemas de alcance de cobertura y nuestros dispositivos se conectan y desconectan constantemente debido a la baja intensidad de la señal que les llega. Lo primero que podemos pensar es, se nos ha estropeado el router WiFi o, tengo que cambiar de operador y pasarme a uno de la competencia porque seguro que es mejor. A veces, es más simple que todo esto. Solo hay que evaluar si tenemos diseñada la red de forma correcta o buscar un extensor de red o repetidor WiFi que pueda ayudar a resolver el problema sin tener que tomar medidas mucho más drásticas.

 

Maximizando el alcance de la red WiFi

 

 

Hay varias cosas que se pueden hacer para maximizar el alcance y que podrían ahorrar la necesidad de instalar extensores de red WiFi u otros dispositivos similares. Muchas personas colocan el router de red simplemente donde les resulta más conveniente a ellos, y no a la red, y esperan tener la mejor calidad de la señal en toda la casa. Eso en un apartamento o casa pequeña podría ir bien. Sin embargo, las casas y las empresas con extensiones más grandes o complejas deben planificar bien la ubicación del dispositivo para obtener el mejor alcance y rendimiento en la red. Es importante recordar que para una red inalámbrica, el rendimiento/velocidad y la distancia/fuerza de la señal están muy intrínsecamente relacionados: el mismo ordenador obtendrá una señal de red mucho más rápida a 10 metros del router a través del aire libre que a 25 metros del router a través de tres paredes y una escalera.

Hay tres factores principales a considerar: el grosor de la barrera que tiene que atravesar la onda WiFi y el tipo de material y las fuentes de interferencia.

Si tras evaluar estas primeras situaciones nos damos cuenta de que no hay nada que hacer, con lo que tenemos hasta el momento, para poder mejorar la cobertura de red WiFi, el siguiente paso es comprar un extensor que nos permita llevar la red hasta puntos más alejados del router WiFi.

 

¿Qué tipos de extensores hay?

 

Hay varios tipos diferentes de hardware que pueden ampliar una red WiFi. Lo que deberás utilizar va a depender, en gran parte, de tus necesidades de red.

A continuación desglosaremos las dos principales opciones de dispositivos tecnológicos que podemos utilizar para mejorar la cobertura de red, así como su forma de funcionar.

 

 

Los repetidores WiFi fueron el primer tipo de dispositivos que, en su día, pudo extender una red WiFi.

Estos dispositivos funcionan de una forma muy sencilla: el repetidor contiene una antena inalámbrica y se conecta a la red WiFi existente tal como se conectaría otro ordenador o teléfono móvil. Luego retransmite esa señal en su área local, y también recoge las señales de otros dispositivos en el área. Por ejemplo, si tienes un ordenador portátil que está más cerca del repetidor de WiFi que del router, este se conectará al repetidor en lugar de directamente al router WiFi.

 

Extensor de red TP-Link AC1900 RE580D
Extensor de red TP-Link AC1900 RE580D
Precio 113€
COMPRAR AHORA!

 

Los repetidores de WiFi tienen algunas desventajas importantes. La principal desventaja es que, debido a que su conexión al router, utilizan las mismas ondas de radio que muchas otras tecnologías en casa. Por lo tanto, el enlace del repetidor es susceptible a la interferencia de otros dispositivos. Los teléfonos, los microondas y muchos otros tipos diferentes de dispositivos pueden causar interferencias, lo que termina causando que la conexión al router se ralentice, o incluso se caiga por completo. La otra desventaja principal es que los repetidores de WiFi utilizan la misma frecuencia para conectarse tanto a los dispositivos locales como al router. Esto significa que la mitad del ancho de banda del repetidor está disponible para los dispositivos conectados localmente. Por consiguiente, las conexiones WiFi para esos dispositivos serán lentas.

No obstante, hay aplicaciones para las cuales un repetidor de WiFi puede ser apropiado. Por ejemplo, un caso en el que se tenga un área de la casa que necesita más señal donde el router principal no llega. Donde no se esperan aplicaciones pesadas, quizás en un dormitorio de invitados donde la única necesidad de acceso a Internet será la de un visitante ocasional durante la noche que quiera usar su teléfono móvil.

 

 

Los extensores WiFi son una tecnología más avanzada para extender una red WiFi. Incorporan mejoras importantes con respecto a los repetidores WiFi. La principal es que utilizan una técnica llamada «backhaul» para extender su señal sin agotar el ancho de banda inalámbrico. El concepto de backhaul es una parte fundamental de la tecnología de las telecomunicaciones, y significa llevar una señal de un sitio a otro usando un cable o línea física de alta capacidad. Los extensores WiFi utilizan el backhaul conectando el extremo del router del extensor al propio módulo del extensor a través de un cable. En las instalaciones domésticas y de oficinas, el cable puede ser el cableado eléctrico existente en el edificio o el cableado coaxial. La señal de retorno va y viene a través de la conexión física. Después, el extensor WiFi actúa como un clon del router existente, proporcionando un nuevo radio de servicio WiFi que es muy rápido.

 

Extensor de Red WiFi TP-Link RE200
Extensor de Red WiFi TP-Link RE200
Precio 25.99€
COMPRAR AHORA!

 

Se pueden utilizar dos tipos de cableado con un extensor WiFi. Muchos hogares y oficinas ya están cableados con cable coaxial de instalaciones de televisión por cable o tecnologías de red más antiguas. Este cable coaxial tiene una enorme capacidad de transmisión, la mayoría de la cual no es utilizada ni siquiera por los sistemas de cable digital más avanzados. El método estándar para utilizar este cable para la extensión de la red WiFi se conoce como Multimedia Over Coax Alliance (MoCA) y está diseñado para no interferir con el uso existente de la televisión por cable, de modo que el Internet y la televisión por cable harán uso del mismo cable pero no interactuarán entre sí. Para una instalación MoCA, se conectaría un adaptador MoCA al router y a un puerto de cable coaxial, y a continuación se conectaría otro adaptador MoCA en el lugar donde se desea colocar el extensor WiFi. Esto crea una conexión de 1 Gbps, que es más rápida que cualquier conexión a Internet que puedas ver en los próximos diez o veinte años.

Sin embargo, no todas las casas u oficinas tienen instalado un cable coaxial, o si lo tienen, el coaxial sólo va a una habitación o zona de la casa y no se conecta a ningún otro lugar. Por ello, el otro sistema que también se utiliza es extender la red a través de la línea eléctrica.